La historia de mi vida. Capítulo 3


La nueva Tierra Ascendida........

 

La historia de mi vida

 

Capítulo 3

La Sexualidad de la Madre

Después de haber descendido la Madre decidió que lo mejor para Ella sería seguir formando parte de la Tierra desde la materia y se dedicó a sembrar el pánico y el terror entre los habitantes que allí había, que se hacían llamar corazones por la energía de Amor que desprendían.

Cuando la Madre se dio cuenta de lo que estaba haciendo ya no pudo dar marcha atrás y se desencadenó el conflicto de separación del Alma entre la luz y la oscuridad. La materia dejó de brillar y se fue oscureciendo con la densidad de lo que fue en su momento la manipulación emocional y mental así como física con la injerencia extranjera que llevó a cabo su plan de control de la energía sexual para que la mujer no pudiera expresar su divinidad en el templo de la Madre Divina.

Lo que se desencadenó entonces fue la lucha de poder entre el hombre y la mujer para ver quién de los dos era el poseedor de la energía de luz de la Madre, resultando que fue la mujer quien se alzó con la victoria a costa de su propia energía de luz que dejó de brillar desde entonces.

El mensaje que se le dio a la  mujer fue de cómplice del mal y de falta de luz para crear en la Tierra, con el consiguiente despropósito que eso supone para toda la raza humana, que no encuentra la manera de salir adelante del volcán de fuego en el que está porque el hombre no la deja y se opone a todo lo que ella dice o hace simplemente por el hecho de ser mujer.

Para recordar en el tiempo lo que hizo la madre con el hijo hay que remontarse a la Atlántida y observar por el agujero dimensional lo que ocurrió cuando se desposeyó a la mujer de su virginidad en todos los aspectos y se la obligó a entrar en contacto carnal con un Ser de dimensión inferior a quien solo le importaba la realización del acto sexual así como la manipulación del órgano sexual de la mujer para despertar en ella el dolor de la materia gris del cerebro que se crea a raíz de sentir el orgasmo de la manera en que se siente hoy.

El camino del despertar espiritual en el hombre y la mujer pasa por el reconocimiento de la otra mitad desde el plano de Luz y eso significa que tanto uno como otro tienen que abrirse a la solución del conflicto de identidad que se creó en su día cuando el hombre abusó de la mujer y la mujer se dejó abusar por el hombre, porque desde aquel momento el hombre se convirtió en mujer y la mujer en su polo contrario, despojándose mutuamente de sus verdaderas esencias masculina y femenina hasta el día de hoy.

Cuando el hombre se atreva a dar el paso de reconocer a la mujer en sí mismo y la mujer se enfrente a su hombre para decirle lo que le ha ocultado hasta ahora, se producirá el cambio de dimensión en los dos y ambos se convertirán en Uno. Lo que la mujer tiene que decirle al hombre es cómo ha sido abusada en el terreno de la sexualidad y lo mal que se ha sentido cuando se ha visto obligada a responder a la exigencia del hombre en contra de su voluntad por el simple hecho de ser su mujer.

El dolor que le ha causado a la mujer el abuso de su energía sexual, se le ha quedado grabado en el aura a la espera de ser limpiado con algún remedio natural que se lo permita o con alguna actividad de luz que la lleve a desprenderse de la información con la toma de conciencia de lo que ha vivido en la relación sexual inconsciente que ha mantenido durante su vida en pareja, ya sea con su marido o con alguna otra relación esporádica.

El mensaje que se le da a la mujer en el momento del orgasmo del hombre es de dolor, por algo que ocurrió en el pasado pero que aún no se puede decir por las implicaciones que podría tener su difusión en la Red, pero cuando el hombre eyacula en el interior de la mujer hay un cambio de energía en ambos polos, de tal manera que intercambian sus papeles y se convierten el uno en el espejo del otro para verse como realmente son.

El hombre que se acerca a la mujer con la intención de satisfacer su deseo sexual, llega a ser marioneta del destino y se queda sin recursos para sobrevivir en la jungla humana y se queda sin luz para responder a las exigencias de la vida en cualquier situación que se le presente.

El recurso más importante que el hombre tiene a su disposición es su energía sexual, que podría ser utilizada para alcanzar las más altas metas si fuera consciente de cómo utilizarla con la ayuda de la mujer, que es de quien en realidad se podría beneficiar desde el punto de vista material y espiritual si la tomara en cuenta desde la visión superior de lo que representa la mujer para él, que tiene que ver con la Madre Divina y no con la hembra humana a la que se acerca desde la separación de Dios.

El proceso de reestructuración celular que se tiene que llevar a cabo en el hombre, pasa por reconducir su energía sexual hasta el punto máximo de ascensión situado en el orificio craneal en la parte superior de la cabeza. El trabajo de Ascensión en el hombre y la mujer es el trabajo de sanear el mecanismo de reproducción sexual para que se hagan conscientes de lo que les ocurre cuando mantienen una relación sin tener en cuenta su divinidad y se entregan al otro con el único objetivo de satisfacer su instinto animal.

El deseo último de la Madre Divina es encontrar a su otra mitad que está dentro de Sí misma para entre los dos crear al hijo que vendrá a la Tierra para salvar a la humanidad de su dolor y por eso es tan importante que cada uno recuerde lo que ha venido a hacer a la Tierra, para que no se pierda en el camino de Ascensión y se encargue de crear en la luz como ya hizo con anterioridad en la Atlántida.

 


Acerca de Asunción Chavarri Magaña

Cuando se me propuso escribir este blog, no se me ocurrió ni pensar que yo podía ser capaz de hacer algo así, pero cuando lo vi terminado me dí cuenta de quién era yo y de que lo más importante de mi persona se encuentra plasmado en este libro de opinión de mi Alma de Luz. Todo lo que puedo decir sobre mí está ya dicho si me lees y me sigues por donde vaya, porque no me dejaré ningún rincón sin explorar y todo lo que soy te lo mostraré a la cara y sin tapujos para que no te quede duda alguna de mi Presencia en tu corazón. Debes saber también, que lo que pretendo con esto es dejar de sufrir el dolor de la Madre Tierra y reconducir la energía del desamor a la Luz más pura y brillante, para que así no se pueda decir más que no eres digno de mi Amor y que te dejo abandonado a tu suerte.